El autor

Sobre el autor

OpenCryobank y este sitio fueron creados por Felipe Martínez Pastor durante su postdoc en el grupo de investigación del Dr. Julián Garde (http://gbr.wikispaces.com). A comienzos de 2009 me trasladé a la Universidad de León con un contrato Ramón y Cajal. Trabajo en el grupo de investigación en tecnologías de reproducción asistida (ITRA-ULE).

Decidí crear este sistema para solucionar el caos en que se convierte todo banco de semen. Los programas comerciales son caros, y muchas veces crean dependencia tanto debido al propio software (formatos cerrados, requerimiento de sistemas concretos, etc.), como al servicio requerido (al ser un sistema cerrado, sólo la compañía puede dar ese servicio). Además, privan al usuario de la libertad de compartir el software (tal vez con compañeros de países con menos recursos), o de modificarlo a su gusto.

Encontré varias opciones abiertas, pero la mayoría estaban pensadas para grandes laboratorios de biología molecular (sistemas de inventario, compras centralizadas), y modificarlos requería más conocimientos de programación de los que yo tenía. Finalmente, encontré Xataface. Tuve que crearme las bases de datos e instalar el sistema "a pelo", pero conseguí algo muy similar a lo que buscaba con muy poco esfuerzo. Durante varios meses, y leyendo la —a menudo— incompleta documentación de Xataface (aunque el soporte online es rápido y gratuito), conseguí ir añadiendo características a la aplicación.

El resultado fue una aplicación abierta, accesible via web, con posibilidad de expansión, opciones de seguridad y (en cierta manera) trazabilidad, con la cual pudimos empezar a administrar nuestro pequeño criobanco. Todo montado en un ordenador de escritorio no demasiado potente corriendo Ubuntu Linux y basado en Apache y MySQL. Todo (el software) abierto y gratuito.

Casi tres años más tarde, con un cambio de ordenador por medio (apenas requirió una hora tener el sistema activo de nuevo) y varias actualizaciones de Xataface por debajo, el sistema sigue corriendo perfectamente. Por supuesto, Ubuntu se actualiza automáticamente y no ha habido que restaurar el sistema ni una sola vez. De todas maneras, echo un vistazo al servidor en Albacete de vez en cuando, cómodamente sentado en mi despacho de León (acceso SSH y Web).

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License